Técnica Pomodoro para aumentar tu rendimiento

La Técnica Pomodoro es un método que desarrolló Francesco Cirillo a finales de los 80s, y sirve para aumentar nuestra productividad mediante la gestión del tiempo.

En resumidas cuentas, se trata de dividir el tiempo dedicado al trabajo en intervalos de 25 minutos (a cada intervalo le puso el nombre de pomodoro) y descansando 5 minutos entre cada intervalo. Además, cada 4 pomodoros se hace un descanso algo más largo (20 -30 min).

En sus orígenes, esta técnica ha sido utilizada en el desarrollo de software, de ahí que en muchas ocasiones peque de inflexible. Sin embargo, a mí, como a mucha gente, nos ha dado muy buenos resultados. Por eso decidí que podría ser interesante que os hablase de ella.

 

Pros

  • Te ayuda a controlar la famosa procrastinación.
  • El rendimiento aumenta considerablemente.
  • Buena gestión de los descansos.
  • Da una estructura de trabajo para aquellos que no la tienen.

 

Contras

  • Difícil de utilizar en ambientes donde hay muchas distracciones.
  • Es posible que te encuentres en pleno rendimiento cuando te “toque” tomar un descanso.
  • Puede ser duro de implementar al principio.
  • Hay personas que pueden sentir ansiedad si los tiempos son tan marcados.

 

Preparación

  • Concreta las tareas que tienes para hoy en una hoja o en una aplicación como Trello.
  • Prepara el temporizador. Puedes utilizar Brain Focus Productivity Timer (Android o iOS). Es una aplicación completamente en castellano que está diseñada para emplear la técnica Pomodoro. Te permite ajustar la duración y cantidad de pomodoros, el tiempo del descanso corto y del largo y hasta la cantidad de pomodoros que tienen que pasar hasta llegar al descanso largo.
  • Si decides no utilizar una aplicación como Brain Focus Productivity Timer, prepara una hoja de papel donde apuntar una X cada vez que pase un Pomodoro.
  • Despeja todas las distracciones posibles.
  • Ve al servicio :).
  • Ponte cómodo/a para trabajar.

 

Pasos de la técnica Pomodoro

  1. Decide la tarea con la que vas a comenzar. Yo suelo empezar por la que menos ganas tengo que hacer. Pero a ti no tiene por qué gustarte la caña.
  2. Activa el temporizador en 25 minutos.
  3. Trabaja hasta que pase un pomodoro y anota una X, a menos que estés utilizando la aplicación que te explico arriba.
  4. Descansa 5 minutos.
  5. Cuando completes 4 pomodoros toma un descanso más largo, 20 o 30 min.

 

Consejos

  • Aunque soy muy fan de las aplicaciones, lo cierto es que hay quienes aconsejan que utilices un temporizador físico, de los de cocina de toda la vida. Porque de esta forma, condicionas mucho más el inicio/parada de la actividad.
  • No trates de forzar su uso en situaciones que claramente no encajan.
  • Levántate de tu sitio de trabajo cuando realices el descanso. Si trabajas con el ordenador, es mucho mejor levantarte a dar un paseo que tabular para mirar tus redes.
  • Analiza cuántos pomodoros necesitas para terminar X tareas. De cara al futuro, te ayudará para gestionar mejor tu tiempo, por ejemplo, si sabes que tardas 2 pomodoros en escribir una entrada de blog sobre productividad personal :).
  • Pruébalo, no pierdes nada. Si de verdad te funciona, pues genial, ya tienes una metodología nueva. Pero si no, ya tienes una metodología nueva que no te funciona.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies