Mindful Eating o comer de manera consciente.

Mindful Eating o comer de manera consciente.

El Mindful Eating es una de las prácticas informales dentro de Mindfulness. Gracias a ella podremos disfrutar mucho más de lo que comemos, comer de manera más saludable e incluso puede ser un gran aliado para la pérdida de peso. Aquí te explico un poco mejor de qué va todo esto.

 

Beneficios de practicar Mindful Eating

Hay incontables beneficios a la hora de practicar Mindful Eating, pero aquí te dejo los que considero más importantes e interesantes.

  • Mayor disfrute de lo que estás comiendo.
  • Consciencia de saciación.
  • Mejor digestión de los alimentos.
  • Ayuda para la pérdida de peso debido a los dos puntos anteriores.
  • Reducción del estrés mientras comes.

 

Cómo practicar Mindful Eating

Hay muchas de practicar Mindful Eating, yo te dejaré aquí la que he estudiado y adaptado a mi gusto y al de mis clientes. Espero que te sirva y que por supuesto, disfrutes de lo que comes. 🙂

Fase 1

  • Elimina todas las distracciones posibles: televisión, móvil, libros, revistas…
  • Sitúate en un lugar tranquilo donde puedas comer.
  • Despeja la mesa de todo lo que no necesite estar ahí.
  • Pon la mesa y cuida que no falte ningún detalle.
  • Siéntate cómodamente y contempla la escena que has dejado.

 

Fase 2

  • Respira durante un minuto profundamente mientras observas.
  • Ten paciencia a la hora de comer y nota todas las sensaciones que estés experimentando: salivación, hambre, ansiedad…
  • Dedica otro minuto para dejar esas sensaciones contigo.
  • Comienza a comer utilizando los 5 sentidos a cámara lenta:  observa, huele, escucha, toca y saborea todo lo que comes.
  • Si en alguna ocasión te distraes o comienzas a comer demasiado rápido para y haz una respiración.

 

Fase 3

  • Haz una pausa a la mitad de la comida de unos 3 minutos.

 

Fase 4

  • Sigue comiendo tal y como explico arriba.

 

Fase 5

  • Cuando acabes reposa la comida durante unos minutos mientras respiras.

 

Espero que este artículo te sirva para cuidar más la manera en la que comes. Nuestro día a día nos obliga a comer rápido en muchas ocasiones y aunque sé que es imposible hacer esta práctica a diario, sí que puede ser interesante que la tengas en cuenta. Y que en general, seas más consciente de una necesidad básica puede ser también uno de los mejores placeres del día a día.

 

Deja un comentario

Share This