La Matriz de Eisenhower para mejorar tu productividad

La Matriz de Eisenhower para mejorar tu productividad

La Matriz de Eisenhower es una técnica que nos permitirá organizar mejor nuestras tareas pendientes, nuestro día a día y en general, nuestra vida. En esta técnica ordenaremos nuestras tareas en función de dos variables: Importancia y Urgencia. Una estrategia sencilla pero muy eficaz para establecer prioridades.

 

¿De dónde sale la Matriz de Eisenhower?

Dwight D. Eisenhower fue el trigésimo cuarto presidente de los EE.UU y pensaba que básicamente nos tiramos el día apagando fuegos y que no logramos ser productivos a largo plazo por una falta de organización. Entonces decidió organizar las tareas por importancia y urgencia, tal y como te enseño en esta imagen:

 

Matriz de Eisenhower

 

Tareas Importantes y Urgentes (hacer ya). En lenguaje popular, pueden ser los fuegos de nuestro día a día. Ya sabes a qué tipo de tareas me refiero, esas que si no haces ya pueden hacer que las cosas se pongan muy feas o que puedas perder una oportunidad. Por ejemplo: entregar un documento en la fecha límite o estudiar el día de antes de un examen. También podríamos encontrarnos en este cuadrante a las Tareas Reactivas. Esas que no puedes hacer hasta determinados momentos, como por ejemplo: llevar a los niños a las clases o acudir a una cita importante.

 

Tareas Importantes y No Urgentes (planificar). Estas tareas son las que de verdad pueden asegurar que cumplas objetivos a largo plazo, son las que pueden aportar más valor a tu vida.  Por ejemplo: estudiar para los exámenes que tengo en 1 mes, quedar con amigos y familiares, llevar al día tus facturas. En muchas ocasiones, si no nos encargamos de cumplir con estas tareas, pueden acabar convirtiéndose en las de arriba (Tareas Importantes y Urgentes), es decir, en fuegos que apagar.  Como estudiar el día anterior a un examen o ir corriendo al mecánico por no haber acudido antes cuando sospechabas que le pasaba algo al coche.

 

Tareas No Importantes y Urgentes (delegar). Este tipo situaciones suelen requerir una atención inmediata, aunque si es posible, serán delegadas a alguien que pueda encargarse mejor. Por ejemplo: si hay un problema grave en las tuberías podríamos llamar al fontanero o en general si hay algo que solucionar y no hace falta que seas tú quien lo haga.

 

Tareas No Importantes y No Urgentes (eliminar). Aquí están las actividades que hacemos cuando no queremos hacer frente a las Tareas Importantes y No Urgentes. La famosa procrastinación. Mirar Facebook, arreglar los cajones por colores, dibujarte la mano en un folio… Todos hemos perdido el tiempo haciendo este tipo de cosas, simplemente porque nos daba pereza hacer lo que de verdad teníamos que hacer. Por cierto, aquí te dejo un artículo sobre cómo llevar mejor esa pereza. 🙂

 

¿Cómo usar la Matriz de Eisenhower?

Utiliza esta técnica, en general, para conseguir una vida valiosa y más tranquila, sin tantos fuegos. Es decir, una vida sin tantas tareas importantes y urgentes y más tareas importantes y no urgentes. Por esto, te dejo aquí 5 consejos que te ayudarán a usar esta matriz:

  1. Usa tu agenda para apuntar todo.
  2. Analiza cada tarea siguiendo estos criterios.
  3. Trata de reservar huecos a lo largo del día y la semana para hacer tareas importantes y no urgentes.
  4. Detecta y elimina rápido las tareas No importantes y No urgentes.
  5. Ten cuidado a la hora de delegar tareas. Hazlo únicamente con tareas no importantes que no tendrían por qué ser atendidas por ti.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies