Aumenta tu productividad con los descansos

Aumenta tu productividad, dejando de ser productivo. Ya sea por pereza o por exceso de activación es muy habitual dejar de ser productivos/as si no gestionamos bien nuestros descansos. Hoy te hablo sobre cómo hacerlo con cierta estrategia.


Aumenta tu productividad olvidándola por un momento

Vivimos en un contexto de constante presión. Un contexto donde se nos exige mantener la atención durante bastante tiempo en una tarea concreta. Puede que impuesto por alguien de fuera o por ti mismo, la cuestión es que esta es la dinámica de nuestro día a día, hacer, hacer, hacer…

¿Qué es lo que pasa cuando estiras demasiado un muelle? Pues ya lo sabes, que empieza a deformarse y a perder su flexibilidad, empieza a perder un poco su esencia. Nosotros somos un poco igual, si nos tensionamos demasiado, nuestro rendimiento baja, nuestra irritabilidad aumenta y en el peor de los casos, si esto se repite de forma repetitiva, puede que incluso lleguemos a quemarnos.

Seguro que conoces a mucha gente que ha acabando “petando” debido a su contexto. Cualquier contexto vale, desde el laboral hasta el familiar…

Parece que si descansas es porque eres una persona vaga, si te tomas unas vacaciones, es que eres despreocupado/a y si no estás al 100% sobre lo que tienes que hacer, además eres una persona con poca voluntad…

Tal vez tengamos que cambiar el enfoque de todo esto, tal vez tengamos que aprender a gestionar mejor nuestro tiempo y a reconocer nuestras limitaciones. Tenemos que obligarnos a descansar.


¿Cómo gestiono mejor mis descansos?

No hay una fórmula mágica, nunca las hay, pero sí que puedo darte algunas indicaciones que te pueden ayudar a analizar un poco tu situación y tomar mejores decisiones en cuanto a tu descanso:

Organiza tus tareas

No dejes nada al azar, y programa cómo quieres ejecutar tus actividades, ya he hablado mucho sobre esto, pero te dejo un enlace a un episodio de minimalizados donde hablamos de Time Blocking para organizar mejor tu día a día. Lo importante es que sepas bien todo lo que tienes que hacer para poder meter los descansos.

Préstate atención

Ni todas las tareas tendrán el mismo desgaste, ni tú estarás igual en todo momento. ¿Rindes más por la mañana o por la tarde? ¿Prefieres empezar tus tareas por las más complicadas o por las más fáciles? ¿Cómo está tu cuerpo durante ciertas tareas? ¿Puedes darte cuenta de cuándo sientes cansancio?

Programa los descansos

Se ha recomendado mucho descansar cada 50 minutos, o descansar cada 25 en técnicas de productividad como Pomodoro, sin embargo, lo cierto es que no todo el mundo descansa ni se cansa de la misma manera. Así que, teniendo en cuenta el punto anterior, haz experimentos. Pero oblígate a tener esos descansos y ponlos incluso en tu agenda.

Tiempo libre vs pequeños descansos

Aunque es cierto que los pequeños descansos durante las actividades son importantes, también es fundamental que al final del día puedas desconectar lo máximo posible de tareas demandantes. Estas tareas no sólo incluyen las relacionadas con el trabajo o las responsabilidades, si no que incluso socializar por la noche, puede ser una situación bastante activa. No olvides mirarte y ver si tal vez necesitas otra serie de planes para cuando termina el día.


Cuídate igual que cuidas otras cosas

Mis clientes muchas veces entienden todo esto mejor cuando nos cosificamos. ¿Qué barbaridad verdad? :). Nada más lejos. En realidad, si tu vehículo se estropea, seguro que entiendes que hay que arreglarlo porque si no, dejará de funcionar correctamente. Pues nosotros también nos rompemos y te aseguro, que cuando nos rompemos las personas, es mucho más difícil de arreglar que cualquier vehículo. Y te lo digo por mi experiencia profesional.

Antes de quemarte es mucho mejor que bajes el ritmo al mínimo, explícalo a la gente que te rodea y hazles ver tu situación. Yo entiendo que muchas veces el contexto es inevitablemente demandante, pero trata de localizar toda la carga que puedas ir lanzando por la borda. Como cuando en las películas se ven esos globos aerostáticos que no consiguen alzar el vuelo. La matriz de Eisenhower puede serte de utilidad para esto.

Y para terminar te dejo un enlace a otro episodio de Minimalizados donde contamos que descansar es importante. 🙂

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies